Por Braulio Serrano Ruíz | martes, 12 de octubre de 2021

Tijuana...


El encargado de despacho de la Secretaría de Educación de Baja California, GERARDO SOLÍS BENAVIDES, realmente ha aprovechado trabajando la oportunidad que se le dio de coordinar los esfuerzos educativos algunos meses, ya que con apego a la estrategia “Juntos Abriremos las Escuelas” se aumentó la matrícula escolar en lo que respecta a las clases presenciales del estado, sumando ya a 113 mil 438 personas.

El funcionario comentó en la transmisión de este lunes 11 de octubre que el avance en cuanto al regreso a actividades académicas de los planteles del estado ha sido posible debido al esfuerzo de toda la comunidad educativa bajacaliforniana, que ha puesto de su parte para volver una realidad un regreso a clases seguro para nuestro estado. Hasta el momento han regresado 73 mil 759 estudiantes.

El retorno a las aulas ha tenido lugar semana a semana y el aforo recibió en la semana que comprende del 4 al 8 de octubre es del 65 por ciento en todos los municipios del estado. Sin embargo, no sólo se trata de regresar sin un plan, ya que se generaron los filtros sanitarios adecuados y los protocolos para detectar a estudiantes que puedan ser portadores del Covid-19 ejecutando de inmediato las actividades preventivas que corresponden en esos casos.

En ese tema específico, intervino el secretario de Salud del Estado, ALONSO PÉREZ RICO, quien señaló que hasta el momento se han confirmado 58 alumnos con el virus SARS-Cov-2, lo que ha generado el cierre de 11 escuelas y 11 grupos escolares. De los casos confirmadnos un total de 30 permanecen activos, es decir, aún están condiciones de infectar a más personas.

GERARDO SOLÍS BENAVIDES presentó el listado de escuelas de todos los niveles, que abrirán en la semana del 18 al 22 de octubre y recalcó que: "No hay incidencias graves de escuelas que quieran abrir sin permiso, seguiremos recibiendo llamado de escuelas que son voluntarias en abrir y cuentan con el protocolo". Para quienes saben, queda claro que hay plena voluntad de la administración estatal de desplegar un seguro regreso a las aulas en la entidad.

Muy llamativa resulta la carta que este lunes 11 de octubre dirigió la ex diputada federal por Baja California, MIRIAM DEL SOL MERINO CUEVAS, al presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS, en la que le manifiesta su decisión de renunciar a la militancia en el tricolor, uno de los partidos más antiguos de México.

En la carta, la ex delegada municipal en Tijuana señala que por “por años”, militó en un partido político con el que se sentía identificada, y hace especial referencia a los principios, valores e ideales que distinguen al PRI. Incluso agrega: “milité en un partido político que me enseñó el valor del servicio público, del trabajo arduo por los más necesitados”.

Una vez dicho eso, la hoy es priísta puntualiza que el partido “perdió la esencia, olvidó a su militancia, a su gente” y agrega que “se alejó de las luchas y causas sociales”. Habiendo manifestado todos esos argumentos, la carta concluye con: “Milité con convicción y lealtad al Partido Revolucionario Institucional pero hoy, ya no es ese PRI. Por lo que comunico a usted mi decisión definitiva e irrevocable de renunciar al Partido Revolucionario Institucional”.

El acontecimiento nos hace entender lo terriblemente desprestigiado y corrompido que se encuentra el PRI, otrora partido más dominante de México que, hoy, es la fuerza más pequeña en el Congreso del Estado de Baja California con sólo un representante, así como algunos pocos regidores en cada uno de los cabildos de la entidad. Ni MORENO CÁRDENAS ni -mucho menos- un líder partidista local podrá generar buenas condiciones en elecciones próximas.

Y lo que es por, hay quienes piensan que, si en los próximos años continúa este proceso de degradación en la imagen del PRI, podría estar arriesgando el registro y las prerrogativas en cada elección, y no se ve que pueda detenerse ese proceso. Simplemente queda claro para todos quienes saben de política que la debacle tricolor representa el fin de una era dentro de la política, y la formación de nuestros procesos políticos más apegados a los tiempos y a las necesidades de la actualidad.

SOL MERINO CUEVAS…Renuncia al PRI