Por Redacción | viernes, 10 de septiembre de 2021

Por Víctor Lagunas.


Tijuana, se ha convertido por tres veces consecutivas en la Ciudad más violenta del mundo, esto de acuerdo a cifras oficiales en expertos de seguridad pública y tristemente, a los tijuanenses ya son pocos los acontecimientos que nos causan escalofríos y nos erizan la piel.

En lo que va de la actual administración ya se sobrepasan los 3 mil homicidios.

Como ciudadanos, nos tuvimos que acostumbrar en las administraciones panistas, así como en las actuales, a que las ejecuciones en zonas blindadas, las apariciones de decapitados, calcinados, encobijados, y mutilados que la mayoría de las veces vienen acompañados con narco mensajes, sean el pan de cada día en Tijuana.

El día miércoles 8 de septiembre de 2021, no fue el mismo caso. De manera fugaz, círculo la noticia de un ataque en una zona considerada como blindada; un hombre había sido ejecutado.

La misma ejecución no fue lo que causó conmoción en las redes sociales, aquellas que no perdonan a los gobiernos y que han exhibido la falta de estrategia, en específico en la secretaría de seguridad y protección ciudadana de Tijuana. En esta ocasión, lo que estremeció a las personas, fue el video compartido por el establecimiento donde se perpetró el ataque. En las imágenes se pudo captar cómo un sicario sin tocarse el corazón le quitó la vida a un hombre que venía acompañado de su hijo, quien no sobrepasaba los 4 años.

El pequeño cayó a lado de su padre, quien recibió una bala en la cabeza, que le salió por uno de sus ojos y que acabó con su vida al instante.

Al momento de que se daba esa noticia, otra ejecución fue reportada en Playas de Tijuana. La fallecida fue una menor de tan solo 11 años que se encontraba dentro de una plaza comercial junto a su padre, quien quedó gravemente herido. El escolta de la familia también fue asesinado en el acto.

Como siempre, en ninguno de los dos ataques, hubo detenidos, pero sí se vio la triste realidad que nos ha tocado vivir en esta Ciudad, derivada a la inseguridad que se vive todos los días.

En Tijuana, es más sorprendente tener 24 horas sin homicidios que jornadas de 5 a 10 ejecutados por día.

La semana pasada, La Secretaría de Seguridad, anunció a través de un comunicado oficial, que veían como un logro, tener un día sin homicidios, pero cuando la sangre corre todos los días, se quedan callados.

Mi trabajo como comunicador es decir la verdad de lo que acontece en la Ciudad, pero mi deber como ciudadano, es exigir a nuestras autoridades la paz y tranquilidad que merecemos.